El Internet de las Cosas es simultáneamente revolucionario y evolutivo. Sus orígenes se encuentran en las soluciones de gestión de hace 20 años, pero es en el último par de años que el volumen y la variedad de soluciones se han multiplicado.

El gasto en IoT creció en 2016

IDC asegura en un reciente estudio que la inversión a escala mundial en hardware, software, servicios y conectividad relacionada con el Internet de las Cosas alcanzó los 737.000 millones de dólares en 2016, un 17,9% más que el pasado curso. Además en este mismo informe se prevé que esta industria moverá en torno a 1,29 billones de dólares en 2020, lo que supone una tasa de crecimiento anual compuesto del 15,6%.

Por sectores verticales, la consultora estima que las mayores inversiones de Internet de las Cosas durante el pasado curso se realizaron en el ámbito industrial (178.000 millones de dólares), transporte (78.000 millones) y servicios públicos (69.000 millones).

El segmento del consumo que es el cuarto más grande por volumen en estos momentos, se convertirá en el tercer segmento más grande en 2020; así como también se incrementarán los casos en que el IoT comprenderá distintos nichos de actividad, como los vehículos conectados o los edificios inteligentes, además de otros como los seguros,  los servicios médicos y las ventas al por menor.

El hardware es la categoría en la que más se invierte

Desde el punto de vista tecnológico las ventas de hardware representan la mayor parte de las ventas de IoT, según IDC. En concreto, el 30,6% de toda la facturación responde a este apartado. Por detrás se encuentran los servicios (27,5%), el software (25%) o la conectividad (16,9%).

Y mientras que el gasto de hardware casi se duplicará en un período de cinco años, representa el grupo de tecnología IoT que más lentamente está creciendo. El gasto en software y servicios crecerá más rápidamente que el hardware y la conectividad. El gasto en hardware alcanzará los 400.000 millones de dólares en 2020.

Los módulos y sensores dominarán las compras de hardware, mientras que el software de aplicaciones representará más de la mitad de todas las inversiones en software IoT.

Si  se analizan los datos por regiones, Asia/Pacífico (que excluye a Japón) es la zona geográfica que vive y vivirá un mayor gasto en soluciones de Internet de las Cosas, seguida por Estados Unidos, Europa Occidental y Japón.

Mientras que en Oriente el segmento industrial lidera el tirón del IoT (con utilities y transporte compitiendo por la segunda y tercera posición), en Estados Unidos también es la referencia pero con apenas un 15% del gasto total. A su vez, en Europa Occidental es donde mayor cuota logrará el segmento de consumo personal, convirtiéndose en el segundo nicho de cara a 2020.

2017 será un buen año para el IoT

Muchas han sido las predicciones para este año 2017 y para el futuro sobre el Internet de las Cosas hubo fuentes que se atrevieron a aventurar que se verán 100.000 millones de dispositivos conectados en 2020, otros expertos dijeron que la cifra estaba en 50.000 millones y, finalmente, según un análisis de Gartner habrán 20.400 millones de objetos inteligentes en funcionamiento para 2020.

Además de esta predicción, la firma Gartner asegura que 2017 será un año brillante para el Internet de las Cosas (IoT), ya que se alcanzará la cifra de 8.400 millones de objetos conectados, un avance del 31 por ciento frente a los datos de 2016.

Ello supondrá un gasto de más de 1,6 billones en 2017 y de más de dos billones de dólares (2 trillion, en nomenclatura anglosajona) en inversiones el próximo 2018.

En lo que respecta a las zonas geográficas, el informe apunta que China, América del Norte y Europa Occidental serán los motores del IoT, ya que albergarán el 67 por ciento del total de dispositivos instalados en 2017.

Gasto total en IoT

El segmento de consumo ha sido, es y será el principal catalizador del Internet de las Cosas, ya que el 63% de todos los dispositivos conectados están relacionados con el ámbito doméstico, sumando 5.200 millones de unidades operativas.

La_disposicion_de_los_consumidores_a_interactuar_con_AI_en_diferentes_contextos

Las aplicaciones que más serán utilizadas este año por los consumidores serán las Smart TVs y los decodificadores digitales, mientras que los contadores inteligentes y las cámaras de seguridad serán las más utilizadas por las empresas.

Además de los contadores inteligentes, las aplicaciones adaptadas a sectores verticales específicos, incluyendo la fabricación de dispositivos para el campo, sensores eléctricos de proceso para plantas y dispositivos de localización en tiempo real para la asistencia sanitaria, impulsarán el uso de cosas conectadas entre empresas hasta 2017.

Sin embargo, a partir de 2018, los dispositivos interprofesionales, como los dirigidos a edificios inteligentes (incluyendo iluminación LED, HVAC y sistemas de seguridad física) tomarán la delantera. En 2020, los dispositivos conectados entre distintas industrias llegarán a los 4,4 mil millones de unidades, mientras que los dispositivos verticales específicos ascenderán a 3,2 mil millones de unidades.

Mientras que los consumidores compran más dispositivos, las empresas gastan más. En 2017, en términos de gasto de hardware, el uso de cosas conectadas entre las empresas llegará a 964 mil millones de dólares. Las solicitudes de los consumidores ascenderán a 725 mil millones de dólares en 2017. Para el 2020, el gasto en hardware de ambos segmentos alcanzará casi los 3 trillones de dólares.

«Los servicios de IoT son fundamentales para el aumento de los dispositivos IoT», dijo Denise Rueb, directora de investigación de Gartner. “El gasto total en servicios de IoT (servicios profesionales, de consumo y de conectividad) alcanzará los 273.000 millones de dólares en 2017”.

IoT para las empresas

El hecho de que el Internet de las Cosas lleve desarrollándose en profundidad apenas unos años hace que las empresas se encuentren en diferentes etapas en cuanto a la explotación y a la integración de esta tecnología. Algunas empresas ya están viendo importantes beneficios tangibles del IoT, mientras que muchas otras sólo están explorando y tratando de averiguar lo que significa y lo que puede hacer para ellos.

El Internet de las Cosas promete transformar las empresas, pero uno de los mayores obstáculos para las empresas que implementan IoT será extraer información de los increíbles volúmenes de datos que estos sistemas producen, e integrar esa inteligencia resultante en los procesos empresariales a tiempo real.

“La mayoría de las empresas no tienen las habilidades necesarias para poner en marcha la infraestructura técnica necesaria para ingresar, almacenar y analizar el volumen de datos, a menudo en tiempo real, presentados por el IoT”, dijo Andy Daecher director de Deloitte Consulting. Por lo que no es de extrañar que la mayoría de las empresas estén tomando un enfoque bastante improvisado a sus primeras iniciativas de IoT.

Un estudio realizado por Harvard Business Review y patrocinado por Verizon dice que 6 de cada 10 encuestados dijeron que habían seguido algunas soluciones puntuales de IoT o que habían realizados pruebas de concepto, pero que aún no habían desarrollado una estrategia de IoT.

Captura2

Las empresas tienen grandes esperanzas en el IoT

Sin embargo, los líderes empresariales tienen grandes esperanzas en la tecnología IoT. Sus expectativas de los beneficios empresariales que puede aportarles el IoT son significativas, y están buscando la integración de dispositivos IoT y datos no sólo para reducir costes o aumentar la eficiencia, sino también para transformar el negocio de alguna manera.

El informe de Harvard Business Review señala que el 44% de las empresas pretende utilizar el IoT para transformar su modelo de negocio, pero sobre todo quieren usar la tecnología del IoT para mejorar la experiencia del cliente y para crear nuevos servicios.

Captura3

Muchas empresas ven los beneficios que puede aportarles el IoT, y no quieren dejar pasar la oportunidad. La amenaza de lo disruptiva que puede llegar a ser esta tecnología es la que les incentiva a por lo menos empezar.

Nokia lo sabe y ha anunciado, recientemente, el lanzamiento de Wing, una red mundial de redes IoT como servicio para grandes cuentas que permitirá la monitorización de cosas conectadas; desde vehículos hasta objetos, independientemente de dónde se encuentren.

Este será un modelo de servicio completo que ofrecerá una conectividad IoT perfecta entre tecnologías y fronteras geográficas para abordar los mercados de transporte, salud, servicios públicos y seguridad.

Nokia WING puede implementarse fácil y rápidamente para proporcionar a las empresas conectividad ubicua, administración de suscripciones y dispositivos, seguridad y análisis. Nokia ofrecerá un modelo de servicio completo que incluirá el aprovisionamiento, las operaciones, la seguridad, la facturación y los servicios de atención al cliente de los principales centros de operaciones.

El objetivo principal de este servicio es que al ser una solución global pueden ahorrar a las compañías más grandes el tener que firmar acuerdos por separado con otros operadores locales de los territorios en que operan.

Igor Leprince, director de Servicios Globales de Nokia, dijo: «La conectividad de IoT como un servicio administrado es una respuesta para las empresas a los actuales despliegues de IoT que se ven obstaculizados por el mosaico de acuerdos comerciales para conectar dispositivos en todo el mundo. No podemos hacer esto solos, y estamos llegando a los proveedores de servicios de comunicación en todo el mundo para que colaboren con nosotros para que podamos extender los beneficios del mundo conectado a más industrias”.

Además de la conectividad Wing ofrecerá servicios adicionales para completar la oferta, cómo herramientas para la gestión de dispositivos, seguridad y analítica.