Según Gartner, a lo largo del 2018 el aumento de la venta y distribución de smartphones estará impulsado por la implantación de la inteligencia artificial en los terminales. Y es que se espera que las ventas aumenten un 1,6% este año y para el 2019 un 5%.

Y es que el machine learning esta cada vez más presente en los smartphones, aunque solos un 30% de los usuarios conozca su existencia y un 15% lo utilice de manera correcta. Algunos de los servicios basados en esta tecnología son el servicio de activación por voz, el servicio de ubicación y los asistentes virtuales.

A nivel nacional, un 50% de los encuestados por Deloitte para su informe “Global Mobile Consumer Survey 2017”, plantean la compra de un nuevo smartphone en el próximo año y medio.

Los usuarios

Según la encuesta realizada por Deloitte son los jóvenes entre 18 y 24 años quienes más utilizan los smartphones a lo largo del día (62%), seguidos por la siguiente franja de edad, entre los 25 y los 34 (59%).

Además, el 42%, en total, de las personas que utilizan estos teléfonos móviles considera que hace un uso excesivo de él, aunque solo un 41% está intentando bajar el uso que hace del smartphone.

El uso de internet agota los datos

La mayoría de los usuarios reconoce el exceso que hace de su smartphone es por ello por lo que no es de extrañar, que el 50% exceda su tarifa de datos mensual, a pesar de que más del 69% de los encuestados por Deloitte reconoce que prefiere utilizar la conexión wifi a su tarifa de datos.

Y es evidente que, ya que son la franja de edad que más utiliza los dispositivos móviles, que los jóvenes entre 18 y 24 % superen con 70% la tarifa de datos que tienen contratada con su compañía.

¿En qué se utilizan los smartphones?

Según el estudio realizado por Deloitte, durante la jornada laboral el uso más habitual que se le da al smartphone la consulta del email (50%) seguido de la atención al cliente (40%).

Pero, aunque las empresas sigan prefiriendo las llamadas para comunicarse con los clientes, el uso que se le da a los dispositivos móviles ha evolucionado, y es que, según Fernando Huerta, socio responsable de Telecomunicaciones de Deloitte:

“Con el paso de los años, las llamadas van perdiendo peso en beneficio de las aplicaciones de mensajería instantánea. Los móviles tienen de media 16 ‘apps’ instaladas… El uso creciente de ‘apps’ centradas en la comunicación entre particulares abre nuevas posibilidades a las empresas para acceder a sus clientes».

Fuera de la jornada laboral, el uso que los españoles dan al teléfono móvil no varía demasiado, las apps de mensajería siguen siendo las preferidas para comunicarse con otras personas, aunque también tienen una gran aceptación las redes sociales.

Adaptándose a las nuevas tecnologías

Y es que, más allá de hablar con otras personas, enviar emails o ver videos, los usuarios de smartphones también realizan otras actividades, como por ejemplo comprar a través de apps, contratar servicios o realizar búsquedas de productos que posteriormente quieran comprar.

A pesar de aumento de los usuarios que compran a través del móvil, en el ranking de los dispositivos a través de los cuales realizar la compra online, el smartphone se encuentra en la tercera posición con un 11%, teniendo por delante el ordenador de sobremesa con un 31% y en primera posición el ordenador portátil con un 38%. El motivo por el que el móvil se encuentra en la tercera posición es que los usuarios no confían plenamente en el pago a través de smartphones. El 33% de los usuarios no confía ni fe ninguna ventaja al utilizar el teléfono móvil como dispositivo de pago, y además existe un 2% de los usuarios que ni siquiera conoce esa opción.

Fernando Pasamón, socio responsable de la industria de Bienes de Consumo y Distribución de Deloitte dijo que:

“A pesar de las grandes inversiones que los ‘retailers’ están haciendo en este ámbito, debemos seguir trabajando para convencer a los consumidores de su utilidad y, sobre todo, su seguridad. Teniendo en cuenta que el uso del móvil en España durante el ‘customer journey’ llega al 70% durante el proceso de información y decisión, es necesario disponer de una estrategia de canal móvil que satisfaga las necesidades de los consumidores, y que será la base para adoptar el nuevo canal que se consolidará en los próximos años: el canal VOZ”.

Internet of Things & smartphones

Por otro lado, y siguiendo la estela del aumento de los smartphones de cara al futuro, también se puede observar, la estrecha relación que guardan estos dispositivos móviles con el Internet de las cosas (IoT). En el caso de España, queda un gran recorrido para llegar al nivel en el que se encuentran otros países de implementación del IoT.

Y es que los españoles se consideran poco informados sobre los riesgos que puede conllevar la implantación de sistemas inteligentes en el hogar, hecho que explica la falta de iniciativa para acoger esta tecnología.

Pero a pesar de la falta de información y de la reticencia para empezar a utilizar estos dispositivos inteligentes conectados, en el 67% de los hogares españoles ya hay como mínimo un aparato del hogar conectado a internet, sobre todo dispositivos relacionados con el entretenimiento y se espera que aumente la presencia de los asistentes virtuales en gran medida.

Conclusiones

Que los smartphones son una extensión más de las personas es una realidad, y es que en España ya hay más de 50 millones de teléfonos móviles.

Por ello, es natural que las empresas evolucionen e intenten adaptarse también a esta nueva situación, beneficiándose de las opciones que ofrecen los smartphones, gracias a su conexión a internet, permitiéndoles comunicarse con los clientes a través de nuevas plataformas como son las apps de mensajería.

Por otro lado, el internet de las cosas cada vez esta más presente, y ofrece nuevas posibilidades a través de los dispositivos móviles, pero antes de que se implante definitivamente, está en manos de las empresas y de las compañías del sector, explicar y concienciar a la sociedad de las ventajas, demostrando que la seguridad de sus datos no es un inconveniente a la hora de poder implementar los dipositivos IoT en sus hogares y manejarlos de manera natural a través de sus dispositivos.